lunes, 15 de septiembre de 2014

CAPÍTULO 1 - "PILOTO" *GRAN ESTRENO*



CAPÍTULO 1 – “PILOTO”
Todos tenemos diferentes metas cuando somos niños, a las que tenemos cuando ya somos adultos; cuando estamos en la etapa infantil, soñamos con que seremos superhéroes, actor de cine, o hasta una celebridad reconocida mundialmente; pero cuando crecemos nos damos cuenta de que es más importante una vida integral que una vida llena de fama… aunque no todos son capaces de entenderlo.
La Universidad es normalmente uno de los pasos más importantes para poder tener lo que deseamos, una gran casa, un carro del año, una familia; pero para lograrlo hay que… por decirlo así, hay que sobrevivir a las pruebas que nos ponen para poder salir con nuestro título; pero es bien sabido, de que no todos logran terminarla.
La historia de un grupo de jóvenes, que tuvo una generación llena de momentos alegres, peculiares, tristes… y hasta trágicos, da inicio en el 2014, en la Universidad Tecnológica de León; es una Universidad suficientemente grande para abarcar grandes aventuras que les deparan al grupo MT-104.
INT. EDIFICIO A DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA
1 de septiembre de 2014
Un estudiante de nuevo ingreso, estaba frente a la publicación de horarios de todos los grupos, en eso se acerca su nuevo compañero, y su nuevo amigo.
Luis: (Un estudiante del grupo MT-104) ¿Qué tal Javier?
Javier: (Viendo los horarios) Hola Luis, ya valimos ¿Tendremos ocho horas de inglés a la semana?
Luis: (Sorprendiéndose) No vengas con bromas.
Javier: (Un poco desanimado) Andaba bien ilusionado la semana pasada, pensé que sería relajante, extraño la semana de inducción.
Luis: (Esbozando una sonrisa triste) Pues, yo también la extraño, pero esto es lo importante de la carrera, vayamos al salón porque seguramente no tarda en llegar el profesor.
Luis y Javier se dirigen al aula, cuando van llegando, se sorprenden porque ya estaba el profesor ahí.
Javier: (Temeroso) ¿Nos da permiso de pasar?
Óscar: (Amable) Claro, pásenle.
Luis y Javier entran y se sientan en sus respectivos lugares.
Óscar: Buenos días a todos compañeros, mi nombre es Óscar Martínez, y yo les impartiré la materia de Informática…
Son veintiocho alumnos… desde ahora comienza el conteo para saber, cuántos lograrán terminar la carrera de Técnico Superior Universitario en Mecatrónica.
EXT. CÁPSULA DEL TIEMPO DE LA UNIVERSIDAD - DÍA
Seguía siendo el primer día, era la hora de receso, y los alumnos buscaban en dónde estarían comprando la comida por los siguientes dos años, bueno, los que estaban seguros de terminar.
Paola, otra estudiante del mismo grupo, se encuentra frente a la cápsula del tiempo de la Universidad, y se acerca Miguel, uno de sus compañeros.
Miguel: (Tocándole el hombro a Paola) ¿Sabías que a nuestra generación le tocará la cápsula del tiempo?
Paola: (Sorprendiéndose) ¡¿En serio?! Eso es genial, si yo llego a meter una carta, yo pondría que en un futuro todos tratarán a los animales como seres vivos, y no como… basura.
Miguel: (Sonriéndole a Paola) Un día se cumplirá tu sueño, ya verás, solo hay que tener fe.
Paola: (Mirando a Miguel) Yo dejé de perder la fe desde hace mucho tiempo Miguel… desde que dejé la Preparatoria me ha dolido… alejarme de él.
Miguel: (Poniendo cara triste) Sé lo mucho que te duele… pero hay que superarlo.
Paola le sonríe, lo abraza, y ambos se quedan viendo la cápsula del tiempo.
EXT. BAÑO DE HOMBRES - DÍA
Luis va caminando hacia el baño, pero antes se detiene a recordar algo de su pasado.
Hace 2 años y seis meses
Luis va caminando bien feliz en el centro de la ciudad de León, junto con Saory, su más grande amiga y enamorada. Cuando iban en la plaza principal, Saory se detiene y Luis se sorprende un poco.
Luis: ¿Qué pasó Saory?
Saory: Pues, que… (Señalando el zócalo) me encantaría visitar ahí algún día… el problema es que siempre está cerrado.
Luis: Eso estaría genial.
Saory: Ahí quiero resguardar mis mayores recuerdos… es un lugar que me da tanta alegría.
Luis: Te prometo que algún día entrarás ahí.
Saory: (Mirando a los ojos de Luis) Gracias pequeño.
Luis le responde con un abrazo.
Presente
Luis deja caer una lágrima, y sigue su camino hacia el baño.
EXT. CAFETERÍA DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA
Bianca y Pablo, estudiantes del MT-104, se dirigen hacia la cafetería para comprar algo de comer.
Bianca: (Algo seria) Extraño la preparatoria.
Pablo: (Poniendo cara de fastidio) Ya deja de decir eso, ya supéralo, estamos en la Universidad.
Bianca: (Poniendo cara triste, comienza a llorar) Siento que no podré con esto, mi vida era allá… tengo miedo.
Bianca abraza a Pablo para consolarla, pero ella sigue llorando.
Bianca: (Todavía llorando) Eres mi gran amigo, tú eres la razón para aguantar estar aquí.
Pablo no le responde, pero cada vez la abraza más, y Bianca le corresponde.
EXT. AULA DEL MT-104 - DÍA
Luis y Javier están platicando afuera del aula, en ese momento se acerca Héctor, uno de sus compañeros.
Héctor: Hola compas.
Luis: Hola Héctor… ¿Cómo andas?
Héctor: Pues bien, aquí pensando en terminar la carrera, y no dejarla a la mitad.
Luis: (Burlesco) Conociéndote, a ver si duras un cuatrimestre.
Javier: Héctor si es capaz de terminarla, pero hay que luchar por cumplirlo.
Héctor: (Sonriendo) Sé que era un desmadre en la semana de inducción, pero era porque…
Luis: (Notando que Héctor deja de sonreír y de hablar) Continúa.
Héctor: No me hagan caso.
Héctor se va al aula, Javier y Luis van hacia el aula también, pero Javier se voltea hacia el pasillo, se da cuenta de que hay alguien observando, y se queda pausado.
Luis: (Algo sorprendido por la actitud de Javier) Javi… ¿Qué te pasa?
Javier se concentra y voltea a ver a Luis.
Javier: (Sonriendo) ¡Nada!, solo andaba distraído.
Los tres entran al aula, y la persona que estaba vigilando va hacia la salida del edificio, justamente van entrando Ofelia y Francisco, también compañeros de Luis y Javier, ambos se dirigen hacia el salón.
Ofelia: Y cuéntame, ¿aún tienes a tu novia?
Francisco: (Incomodándose) La verdad no, terminé con la que era mi novia hace dos meses.
Ofelia: (Sorprendiéndose) Que mal… seguro fue doloroso para ti.
Francisco: De hecho no, fue de lo más tranquilo.
Ofelia: Qué bueno, porque normalmente uno sufre.
Francisco: ¿Tú has sufrido por eso?
Ofelia: No… ni siquiera he tenido novio, pero he visto la vida de mis hermanos mayores y de mis padres.
Francisco: El sufrimiento de los demás es lo que nos da temor.
Ofelia: Exacto.
Ofelia y Francisco llegan al aula, siguen platicando, pero Javier estaba algo nervioso en su butaca, Luis se acerca a él.
Luis: ¿Estás bien Javi?
Javier: (Comenzando a sudar) Sí… estoy muy bien.
Luis: (Confundiéndose) Entonces, ¿Por qué sudas?
Javier: (Tomando una hoja de su butaca, comienza a usarla como abanico) Hace un buen de calor.
Luis: (Cada vez notando a Javier más raro) Algo viste cuando íbamos entrando.
Javier: (Sorprendiéndose) ¿Yo? Yo no vi nada… es más, deja voy al baño, creo que ha de ser por eso que sudo.
Javier se levanta, cuando va llegando a la puerta, justamente se desmaya.
INT. ENFERMERÍA - DÍA
3:00 P.M.
Después de haber concluido las clases, Luis se dirige hacia enfermería, a ver a Javier… por desgracia, Javier seguía estando muy nervioso.
Luis: ¿Por qué te desmayaste?
Javier: (Mintiendo) Porque he comido poco, es sólo por eso.
Luis: ¿En serio?
Javier: (Nervioso) En serio, pero te prometo que comeré bien.
Luis: (Sin creerle a Javier) Eso espero, toma la tarea para mañana (le entrega una hoja con apuntes), nos vemos.
Javier: Nos vemos.
Luis se retira de enfermería, pero Javier sigue estando un poco nervioso.
EXT. PATIO PRINCIPAL DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA
Al Día Siguiente
En la hora de receso, se encontraban Javier, Luis, Paola, Miguel, Héctor, Ofelia y Francisco en el patio principal, hablando sobre una salida un fin de semana.
Héctor: Entonces, ¿A dónde iremos este fin de semana?
Paola: (Sonriendo) Yo sugiero ir a un bar, bailamos, jugamos billar, y entre otras cosas.
Miguel: Eso me gusta.
Javier: Po mí, no hay problema… mientras no haga calor.
Luis: ¿Sigues con la historia de que te desmayaste por el calor? Cuando después decías que era por comer mal.
Ofelia: (Confundida) No entiendo nada.
Luis: Pues, ya ven que ayer se desmayó, primero decía que era por el calor, y después porque comía mal.
Francisco: (Sorprendiéndose) Pero, si hace más frío que en la Antártida.
Ofelia: Tampoco exageres Pancho.
Paola: Qué pues, te dijo Pancho… sabiendo que no te gusta que te digan así.
Francisco: No te preocupes, un día me la desquitaré.
Ofelia: No les digo, los hombres se ofenden de todo.
Francisco: ¡Bah! Mujeres.
Ofelia y Paola miran a Francisco seriamente, y cada una lo golpea en un brazo.
Javier: (Al ver a Francisco adolorido) Veo que son buenas peleoneras.
Héctor: Ya fue mucho disparate… ¿Iremos al Bar o no?
Todos: ¡Sí!
Héctor: Bueno, iremos al Bar… El Desmayo.
Javier mira a Héctor con los ojos entrecerrados.
Héctor: ¡Es Broma, es broma!
Javier: Más te vale.
Héctor: Se llama… Trance Bar y los sábados, las mujeres entran gratis.
Ofelia: Voy sin pensarlo dos veces.
Paola: Cuentan conmigo.
Luis: Yo iré, aunque gaste todo mi dinero.
Miguel: Iré.
Francisco: Igual yo.
Luis: (Mirando a Javier un poco distraído) ¿Tú qué dices Javier?
Javier: (Sin mover la cabeza) Me apunto
Luis: No me digan que ahí va otra vez a desmayarse.
Javier se desmaya y todos se quedan muy sorprendidos.
INT. AULA DEL MT-104 - DÍA
20 Minutos Después
Javier llega a su aula un poco mareado, se sienta a un lado de Luis.
Javier: Qué bueno que no ha llegado el profe.
Luis: Ya es la segunda vez ¿Qué te dijo la enfermera?
Javier: (Preocupándose) Pues que tengo que ir al hospital, mañana mismo iré a que me hagan unos análisis.
Luis: Sí que son necesarios.
Javier: Ya viene el profe, dejemos de platicar.
Ambos dejan de platicar, entra el profesor, y comienza la clase. A la salida, van los siete amigos, y se unen Pablo y Bianca.
Bianca: Hola chicos, ¿Qué hay de tarea para mañana?
Ofelia: Pues, de expresión oral, es investigar sobre puntuación.
Bianca: Gracias chavos.
Bianca y Pablo se separan, pero en ese momento Paola los detiene.
Paola: Oigan, ¿No quieren ir el Sábado al Trance Bar?
Pablo: ¿Es el Bar donde hay billar, bebida, de todo?
Héctor: Exacto.
Pablo: Claro que voy.
Bianca: Yo no sé si ir… tengo que estudiar.
Pablo: No te rajes, vamos.
Bianca: Está bien, iré. Bueno, me tengo que ir, mañana nos ponemos de acuerdo, si quieren.
Luis: Claro.
Bianca: Adiós chavos.
Pablo: Nos vemos chicos.
Todos: (Sonriendo) Adiós.
Cuando se retiran Pablo y Bianca, todos dejan de sonreír, todos menos… Paola.
Francisco: Lo arruinaste, ellos no se juntan con nosotros, no será lo mismo.
Paola: A mí me parece que son buena onda, vamos a darles una oportunidad.
Javier: Paola tiene razón, seguro que nos divertiremos el sábado con ellos.
Luis: Eso es seguro.
Cada uno se despide, y se retiran a sus respectivas casas.
INT. SALA DE MAESTROS EN RECTORÍA - DÍA
En la sala de Maestros, que se encuentra en el edificio de Rectoría de la universidad, están cinco maestros, y el Rector.
Armando: Yo creo que sí deberíamos de seguir investigando.
Víctor: Yo digo que no, es muy difícil disimular.
Cecilia: Un día nos va a descubrir.
Martín: (El Rector) Tranquilos, ya veremos la manera de solucionar esto, claro, sin ser descubiertos.
Carlos: Eso espero, estamos metiéndonos en un gran lío.
Elizabeth: Bueno, yo opino que sigamos viendo todo el asunto en tiempo y forma.
Elizabeth extiende la mano, para simbolizar un juramento, Martín coloca su mano, después Armando, Cecilia, Carlos, y al final, después de pensarlo un poco, coloca su mano el profesor Víctor.
Víctor: Yo ya me tengo que ir, me tengo que ir a confesar, por si las moscas.
Víctor se sale de la sala de maestros, y el resto se queda ahí; en silencio, el Rector se dirige hacia su oficina, toma su teléfono celular y marca un número.
Martín: (En voz baja) Esta llamada no puede durar más de sesenta segundos, así que no me contestes nada, ya los profesores juraron seguir con el plan, pero no han descubierto las verdaderas intenciones. Tú sigue vigilando perfectamente cada paso de Javier, no importa que se desmaye sin razón alguna.
El rector cuelga su celular, lo esconde en un cajón con llave.
Narración Final
La verdad es que todos nos proponemos metas.
Javier va llegando a su casa, pero se acerca un vecino a charlar con él y se entretiene.
Pero, no todas son con buena intención.
Al frente de su casa, se estaciona un automóvil, en el que se encuentran el Rector, y para sorpresa de todos, Pablo.
Y algunas veces, las personas que creemos que no tienen nada que ver con nosotros.
Pablo toma unos binoculares y comienza a observar a Javier.
Resultan ser enemigos, y algunas veces, falsos amigos.
Javier entra a su casa, el Rector comienza a acariciar la pierna de Pablo, y ambos se miran sonriendo con malicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario