miércoles, 17 de septiembre de 2014

CAPÍTULO 3 - "EL DISCURSO"



Previamente en Todo a su Tiempo.
Bianca casi cruza la línea con Luis.
Bianca coloca su mano en la pierna de Luis, posteriormente la acerca cada vez más a la entrepierna.
Bianca: (Esbozando una gran sonrisa) No tiembles Luis.
Pablo desquitó su enojo con golpes.
Pablo que estaba bailando con Ofelia, ve a Bianca bailando con Luis, se aparta de su pareja de baile, va hacia el baño, se pone nervioso, y finalmente, rompe el espejo.
Además, de tener planes nada agradables.
Pablo abre el cajón del buró con la llave, mete la mano y saca un arma nueve milímetros.
CAPÍTULO 3 – “EL DISCURSO”
Mateo había sido un estudiante ejemplar.
Mateo se encuentra en su casa, acomodando sus cosas en la mochila para ir a la universidad.
Siempre llegaba antes de tiempo.
Mateo llega a su salón de clases, para ser precisos, en el MT-104, pero la clase ya había comenzado con el profesor Óscar.
Ponía atención en las clases.
Más tarde, los alumnos estaban en clase con la maestra Cecilia, pero Mateo estaba en su computadora jugando GTA V.
Nunca se atrasaba con los proyectos propuestos.
Al finalizar la clase de la maestra Cecilia, Mateo entrega un pequeño proyecto, pero dos días tarde.
Pero, ahora le gustaba el llamado desmadre y la llevadera con sus compañeros.
INT. EDIFICIO A DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA
En el receso, Mateo se acerca a su compañero Luis, pero con una sonrisa burlesca.
Mateo: (Con tono pícaro) Ya me contaron picarón.
Luis: (Confundido) ¿De qué me estás hablando castroso?
Mateo: Pues de Bianca, me contaron que andabas muy unido con ella en el Trance Bar.
Luis: (Mintiendo) No sé de qué hablas.
En ese momento, se acercan Ofelia y Miguel, para chismear un poco de lo que están hablando Luis y Mateo.
Miguel: (Soltando una leve risa) Luis, bien sabe de qué habla Mateo
Luis: (Mirando con los ojos entrecerrados a Miguel) No le sigas el juego a este huevón.
Ofelia: (Sonriendo de forma pícara) Te vimos bien nerviosito con tu amiguita Bianca, parece que le caíste bien, bueno, muy bien.
Mateo se da cuenta de que Bianca va saliendo del aula.
Mateo: ¡Bianca! ¿Puedes venir?
Bianca asiente con la cabeza y se dirige hacia la bolsa, en ese momento, Luis empieza a ponerse nervioso.
Bianca: ¿Qué pasa Mateo?
Mateo: Pues tengo algo que contarte, algo muy interesante.
Luis se pone más nervioso, al grado de comenzar a sudar.
Mateo: Pues que en dos días es la entrega del proyecto del profe Óscar.
Bianca: (Sorprendida) ¡Demonios! No he hecho nada de eso, si me disculpas, tengo que ir a hacerlo de una vez.
Todos asienten con la cabeza, y Bianca se dirige al salón, Mateo mira a Luis con una sonrisa burlesca, y éste último se limpia el sudor.
Pero, tampoco cruzaba la línea.
Mateo con una sonrisa burlesca se dirige hacia el aula.

Se acercaba el Aniversario de la Universidad.

Javier, Luis, Paola, Ofelia, Francisco, Miguel y Héctor están debajo de un árbol afuera del edificio A, charlando de los últimos chismes.
Pero, como es costumbre, algunos estudiantes de nuevo ingreso,…
Luis saca de su mochila una bolsa grande de frituras, y comienza a compartirla con todos.
…no participaban ni en lo más mínimo.
EXT. EDIFICIO A DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA
Luis: Lo bueno es que estaremos dos horas relajados y, desgraciadamente después tendremos dos horas de la maestra Eugenia, la profesora Dolores Umbridge de Harry Potter.
Todos sueltan la carcajada al darse cuenta del mucho parecido entre su profesora y la profesora más odiada de la saga de Harry Potter. Pero, Héctor se espanta al acordarse de algo.
Héctor: (Sorprendido) ¡No! El aniversario tiene que durar todas las clases.
Ofelia: ¿Y ahora por qué?
Héctor: (Un poco nervioso) Es que no recuerdo si la bruja de Doña Frijoles (un apoco que ellos le pusieron) dejó tarea.
Paola: (Soltando una leve risa) Claro que sí dejó, es dar un pequeño discurso de un libro que hayas leído.
Héctor: (Sorprendido y asustado) ¡Rayos! Y no hice absolutamente nada.
Héctor se levanta y se va rápidamente al salón por su laptop para hacer la tarea de Expresión Oral y Escrita.
Luis: (Pensativo) Deja voy a preguntarle a la maestra si tendremos clase con ella.
Todos asienten con la cabeza, Luis se levanta, va a buscar a la maestra Eugenia, pero cuando se va acercando a la maestra, se topa con Bianca.
INT. EDIFICIO A DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA
Luis: (Sonriendo) Hola Bianca.
Bianca: (Esbozando una gran sonrisa) ¡Hola! Oye, antes de que te vayas a otro lado, te quiero invitar al cine un día.
Luis: (Conteniendo su emoción) Me gusta mucho la idea.
Bianca: ¿Te apetece ir mañana?
Luis: (Sin dejar de sonreír) Sin duda me apetece.
Bianca: Bueno, mañana nos vemos.
Luis: (Sorprendido de que Bianca se despide) ¿Ya te vas? ¿No tendremos clases con la maestra Eugenia hoy?
Bianca: Creo que sí habrá, pero no aguanto el dolor de cabeza, así que mejor me largo.
Luis: ¡Oh! Está bien, nos vemos mañana Bianca.
Bianca: Claro, nos vemos.
Bianca le da un beso en la mejilla a Luis, casi cerca de la boca, y después se sale del edificio, el joven atraído por la joven se queda muy sonriente. Bianca cuando se va acercando a la salida de la Universidad, se encuentra a Pablo sentado en una banca.
Pablo: (Serio) ¿Ya te vas?
Bianca: Sí, me duele la cabeza desde el sábado.
Pablo: Noto que cada vez eres más cercana a Luis.
Bianca: (Molesta) Mira, eres mi amigo, pero no te metas en lo que no te importe.
Pablo: (Molestándose) Eres mi mejor amiga, pero no te permito que me abandones.
Bianca: (Enojándose) Tú no eres mi padre, ni mi novio, sólo eres mi amigo.
Pablo: (Parándose y acercándose a Bianca) Un día entenderás porque te lo digo.
Bianca: (Furiosa) ¡Aléjate de mí imbécil!
Pablo: (Deteniéndose) Que te quede claro lo que te dije, nos vemos mañana (se acerca de nuevo a Bianca y la toma del cuello), No me conoces Bianca, soy capaz de muchas cosas.
Bianca se asusta a la reacción de Pablo, éste la suelta y se dirige hacia el edificio donde está su salón, Bianca sigue el camino directamente a casa.
INT. EDIFICIO A DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA

Después de un rato, Luis se dirige a su salón, pero antes de llegar, nota que Mateo y su novia Olivia, que va en otro salón, están solos y platicando seriamente, entonces, se detiene para escuchar a escondidas.
Mateo: (Preocupado) Ayer mi padre me dijo que tenía una semana para irme de la casa.
Olivia: (Triste) Pequeño, seguro fue una mala broma de tu padre.
Mateo: (Comenzando a llorar) Desde la muerte de mi madre he carecido de muchas cosas, y tengo que aguantarlo a él.
Olivia: (También comenzando a llorar) Mi amor, no te preocupes, te ayudaré con todo esto, no permitiremos que tu padre te perjudique sin razón alguna.
Mateo: (Llorando) No me importa que mi padre me corra, yo extraño a mi madre.
Olivia abraza a Mateo para consolarlo.
Mateo: (Todavía llorando) Y todavía, el otro día, mi padre intentó matarme con un cuchillo.
Olivia: (Sorprendida) ¿Qué? No me lo habías dicho, tienes que denunciarlo, eso ya es un delito.
Mateo: (Asustado) ¡No! No quiero ir, luego mi papá va a atentar contra mí.
Ambos se quedan callados, Olivia le da un beso y lo abraza. Luis se retira muy sorprendido del sitio donde estaba, entonces, se acerca a sus amigos.
Francisco: (Mirando a Luis algo sorprendido) ¿Por qué esa cara Luis?
Luis: (Todavía muy sorprendido) Ahora entiendo la actitud de Mateo.
Javier: (Con curiosidad) ¿Por qué lo dices?
Luis se sienta junto con ellos y comienza a platicarles, Héctor se encontraba ahí haciendo la tarea en una laptop, pero por la curiosidad, deja su laptop a un lado.
INT. APARTAMENTO DE BIANCA - DÍA
Bianca llega a su apartamento, y en ese preciso momento, tocan el timbre, ella abre la puerta y resulta ser su madre.
Martha: (Seria) Hola hija
Bianca: (Algo molesta) ¿Qué haces aquí vieja?
Martha: (Apenada) Siento haberte corrido de la casa, vine a enmendar ese error.
Bianca: (Poniendo sus ojos nublados) ¿Así de fácil crees que se me irá la rabia? Pues no, me dolió lo que me hiciste.
Martha: (Comenzando a llorar) No sabía lo que habías sufrido, y yo como tonta creyéndole a…
Bianca: (Poniéndose nerviosa y enojada, interrumpiendo a su madre) ¡Cállate! No me recuerdes el pasado, será mejor que, ¡Te largues de aquí!
Martha: (Poniéndose triste) Hija, lo siento, vine a pedirte perdón.
Bianca: (Con cara de odio) Lo siento, será mejor que me dejes en paz, tienes suerte que mi padre me haya dejado herencia, sino, ya te hubiera mandado a volar.
Martha: (Haciéndose la fuerte) Entonces, sí lo crees así, ¡Olvídate de que eres mi hija! Ya estás muerta para mí.
Bianca: (Alegrándose) ¡Por fin!, lo entendiste, ya lárgate de aquí vieja.
Martha ya no le responde y se retira, Bianca cierra la puerta con furia, y a un lado de ella está una figura de cerámica en una mesa pequeña, la joven, muy enfadada toma la figura y la arroja a la pared, después grita de coraje.
INT. AULA DEL MT-104 - DÍA
Estaban en clase de la maestra de Eugenia, y ella comienza a impartir la clase.
Eugenia: Bueno, les dejé de tarea que me dijeran un discurso sobre un libro que les haya gustado, iré nombrando, y el que salga me entrega el discurso escrito y expone.
La maestra toma la lista de alumnos, y pasados unos segundos, selecciona a uno.
Eugenia: Héctor, pase al frente por favor.
Héctor abre los ojos como platos, entonces se levanta y se dirige hacia el frente de todo el grupo.
Héctor: (Nervioso) Buenos días compañeros… y maestra. Les hablaré sobre un libro que me gustó mucho, y además, disfruté.
En silencio, está Ofelia dándole ánimos a Héctor, él se agarra de valor y comienza a hablar sin nerviosismo.
Héctor: (Seguro de sí mismo) De todos los libros que he leído me ha gustado mucho la saga de Los Juegos del Hambre, porque refleja la hambruna, la crueldad, el cinismo, la pobreza, pero en grandes rasgos… ¿Acaso les gustaría vivir con un gobierno cruel? Obviamente no, pero por eso, muchos luchamos por sobrevivir, por defender nuestros derechos. Entonces, día con día, crecemos dispuestos a cargar una cruz, sacrificándonos, luchando con el hambre, la pobreza, el mal gobierno; porque sabemos que al final valdrá la pena.
Eugenia: (Sonriendo y a la vez aplaudiendo) Felicidades muchacho, fue excelente.
Todos comienzan a aplaudir, y Ofelia le guiña un ojo.
INT. EDIFICIO A DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA

Al finalizar la clase, Mateo se dirige a buscar a su novia, pero se acercan a él, Javier y Paola.
Javier: Hola Mateo
Mateo: (Burlesco, y apuntando el dedo a una dirección) Mira.
Javier y Paola voltean hacia donde apuntaba el dedo de Mateo.
Mateo: (Riéndose) Mi dedo.
Javier y Paola miran a Mateo con los ojos entrecerrados.
Mateo: ¿No les pareció gracioso?
Paola: (Poniéndose seria) Sí, un poco, pero venimos a hablar contigo de algo que nos hemos enterado sobre ti.
Mateo: (Curioso) ¿De qué se han enterado?
Javier: (Incómodo) Pues de la situación que vives con tu padre.
Mateo: (Sorprendido) ¿Cómo se enteraron de eso?
Paola: Eso es lo de menos Mateo, lo que queremos es darte nuestro apoyo, si necesitas un techo o algo, cuentas con nosotros.
Javier: Ánimo Mateo, entiendo lo que estás sufriendo
Mateo: (Molesto) Tú no entiendes lo que estoy sufriendo.
Mateo niega con la cabeza y después se dirige hacia el salón de su novia, pero Javier habla para detenerlo.
Javier: Yo tengo cáncer, y mi padre nunca me quiso como un hijo, claro que entiendo que te pase algo horrible.
Mateo se detiene, se da media vuelta y se sorprende ante la revelación de Javier. Paola se acerca a él.
Paola: No niegues la ayuda Mateo, lo hacemos con el fin de ayudarte.
Mateo: (Se le nublan los ojos) Gracias chavos, y siento mucho lo que te dije Javier.
Javier: No te preocupes, todos nos llegamos a enojar sin pensar.
Paola: (Sonriendo) Si quieres, te acompañamos al salón de tu novia.
Mateo: (Sonriendo) Gracias, pero voy yo solo.
Javier: Bueno, nos vemos mañana castroso.
Paola: (Regañando a Javier) ¡Javier! Nos vemos Mateo.
Mateo suelta una leve risa y se dirige por su novia. Javier y Paola se dirigen hacia la salida para ir a su casa.
EXT. PATIO DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA

Están en el patio de la Universidad, Héctor, Ofelia, Francisco y Miguel platicando acerca del discurso del primer mencionado.
Ofelia: Lo hiciste muy bien Héctor, me llegaron tus palabras.
Héctor: Gracias, eso fue gracias a Alberto.
Los presentes se confunden, ya que nadie conoce a Alberto.
Francisco: (Confundido) ¡Ah Caray! ¿Cuál Alberto?
Héctor: (Empezando a soltar una gran carcajada) El que te dejó el culo abierto.
Todos se ríen menos Francisco, éste entrecierra los ojos. Héctor se ríe demasiado que hasta se soba el estómago.
Héctor: (Riéndose) Mi pancita.
Miguel: (Tratando de quitar su risa) ¿Saben qué es lo más sorprendente? Que ya es la cuarta vez que cae.
Francisco: Ya relájense chavos.
Héctor: (Limpiando las lágrimas que le salieron por la risa) Bueno, regresando al tema. Todo fue gracias a Ofelia, si no fuera por ella, todo se habría perdido para mí. Gracias amiga
Ofelia: (Sonriendo) No hay nada de que agradecer payasito.
Los chavos siguen charlando acerca de su día, pero de lejos, cerca del León Cósmico, se encuentra Martín observándolos, y en ese momento, se acerca Pablo.

Martín: Como que sus amigos nos estorbarán en nuestros planes, ¿No crees?
Pablo: Sí lo creo, son demasiados amigos los que tiene Javier.
Martín: ¿Ya estás preparando todo para decirle quitarle el último aliento a Luis?
Pablo: Claro que sí mi capitán, ya tengo el arma para mañana ejecutar todo.
Martín: Perfecto, solo cuídate de las cámaras de la universidad.
Pablo: Claro, me retiro… Y nos vemos en la noche en tu casa papi.
Martín: Claro que no imbécil, mi familia ya regresó de viaje.
Pablo: (Desanimado) Bueno, entonces lo veo mañana aquí.
Martín sigue observando a los muchachos, y Pablo se retira de la universidad para irse a su casa.
Narración Final
No importa si eres un buen estudiante.
Mateo va llegando a su casa, y se da cuenta de que su padre está borracho en la sala.
Los problemas pueden perseguirte.
Desesperadamente, Bianca saca del cajón de su buró, un paracetamol para el dolor de cabeza.
Y aunque seas una buena persona.
Luis llega a su casa, y suspira deseando que ya sea mañana.
Las personas no siempre tendrán buenas intenciones contigo.
Pablo llega a su casa, entra a su habitación y luego abre un clóset que tiene, posteriormente ve una caja fuerte y comienza a colocar la combinación.
Además, de que no les importará si sufres,…
Pablo saca una serie de fotos y las coloca en la cama, en ellas, se ve a Javier, algunas, estando con sus amigos. El malvado joven, toma un plumón de un cajón que se encuentra dentro del clóset.
…o si mueres.

Pablo toma una de las fotos donde más se destaca Luis, y con el plumón, encierra la cara del que tiene planeado asesinar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario